x
Iniciar Sesión
 
 
2022
22
/ 12

¿Conoces la señal R-301?

Se trata de la señal de limitación de velocidad, que debe indicarse con varias señales si la reducción es superior a 40 km/h
Una de las señales más conocidas por los conductores pero de la cual la mayoría desconocen su nombre es la señal de limitación de la velocidad. Ésta, conocida como la señal R-301, siempre debe figurar en múltiplos de 10 km/h. Quizá una de las razones por las que esta señal es de las más vistas sea porque cuando la reducción de la velocidad es superior a 40 km/h, es necesario indicarlo con varias señales. Cada una debe verse desde la anterior y el final de la limitación tiene que anunciarse con la señal específica (R-501).

Según datos de la DGT, en 2019, «la velocidad inadecuada estuvo presente en 6.049 siniestros viales, el 8% del total. En 298 de ellos, además, se registraron víctimas mortales, lo que supone el 23% del total de accidentes».

Unos datos que demuestran a las claras que ir demasiado rápido al volante sigue provocando muchas víctimas en la carretera. Los límites máximos genéricos de velocidad están recogidos en el artículo 48 del Reglamento General de Circulación: «se permite circular a 120 km/h en autopistas y autovías; y 90 en las carreteras convencionales para turismos y motocicletas ».

R-301-detalle.jpg

Límites establecidos y excepciones

A pesar de estos límites establecidos, no en todos los tramos de una carretera es posible circular al límite máximo, según explican desde la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MIT-MA),

En algunos de ellos, la DGT rebaja esas limitaciones para garantizar que la conducción y la posible frenada se ejecutan «en condiciones de comodidad y seguridad».

Una norma que recoge una fórmula matemática que fija cuál debe ser la velocidad máxima en un determinado tramo de carretera según variables como la capacidad de percepción y reacción del conductor, la capacidad de frenado del vehículo, la visibilidad geométrica de la carretera, etc.

En definitiva, según Tráfico, las reducciones de velocidad se han de aplicar en tres supuestos:

  • En los cruces de carretera, incluso cuando se tiene preferencia de paso.
  • Cuando disminuye la visibilidad, como por ejemplo en las curvas.
  • Por motivos de seguridad vial: las condiciones de la vía, las condiciones meteorológicas, una mayor presencia de vehículos pesados, retenciones frecuentes...

Por su parte, en las travesías, la velocidad genérica es de 50 km/h. Sin embargo, en función de la configuración de la población, y con un acuerdo del titular de la vía y de la autoridad municipal mediante, ese límite puede verse reducido o incrementarse. Además, la DGT recuerda que la única velocidad segura de circulación en el caso de convivencia entre peatones y ciclistas con tráfico motorizado es 30 km/h.

Limitaciones e infraestructura

Desde la Dirección General de Carreteras se cree que las limitaciones de velocidad no deben ser excesivamente restrictivas, ya que se corre el riesgo de que el usuario no las respete al no considerarlas razonables. Y no solo desde el punto de vista del usuario, sino que la propia infraestructura es la que debe sugerir al usuario a qué velocidad debe circular, para lo cual será necesario adoptar medidas como estrechar carriles, disponer mobiliario, etc.

Algo parecido debe ocurrir en las travesías, donde el usuario debe saber que también va a convivir con vulnerables. Para ello, desde la propia DGT afirman que adoptan una «actitud conservadora» a la hora de fijar los límites de velocidad en España, ya que en caso de frenada, el objetivo es que ésta pueda realizarse en las máximas condiciones de comodidad.

Sobre este debate, la Dirección General de Carreteras asegura que no es sencillo llegar al equilibrio justo entre seguridad y capacidad de la vía, cuando siempre prima la primera. Explican que «las limitaciones de velocidad son para todos los vehículos, los que tienen sistemas de seguridad más avanzados y los que no. Y precisamente, muchos de los usuarios que no disponen de esas tecnologías son los más vulnerables: personas mayores con menos reflejos y agudeza visual. Aquí también debemos ponernos de parte de los más vulnerables. La señalización debe ser equitativa».


volver
^
Autoescuela Cirauqui 
C/ Pintor Maeztu, 4 Pamplona Navarra 31008 
948257781 
Página web desarrollada por Suma tu web
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Puede encontrar más información en nuestra Política de cookies