¿Cómo escapar de un coche que se hunde?

¿Cómo escapar de un coche que se hunde?

Estamos más que acostumbrados a ver esta escena en una película: un coche cae al mar y sus ocupantes escapan. En la gran pantalla todo parece fácil y sencillo.

Pero, ¿qué pasa si nos vemos en la situación de que nuestro coche se hunde con nosotros dentro?

Complicado es, aunque no imposible, que suframos un accidente y nuestro vehículo acabe cayendo a un lago, a un río, al mar o, incluso, a una piscina. Si nos vemos en esa hipotética y nada cómoda situación debemos estar preparados.

¿Qué tenemos que hacer?

Los pasos a seguir en caso de hundirnos y estar atrapados dentro de nuestro automóvil son los siguientes:

1. Mantener la calma: lo primero es no perder los nervios, si nos bloqueamos no seremos capaces de pensar con claridad.

2. El cinturón sólo nos quitaremos en el momento de escapar: si lo hacemos antes es posible que, si entra agua al habitáculo del coche, pueda desplazarnos y nos sea más difícil acceder a las puertas.

3. Lo más indicado es escapar abriendo la puerta. Si podemos, lo haremos lo más rápidamente posible para evitar que, al igualarse la presión interna y externa, ésta quede bloqueada. Lo ideal es hacerlo antes de que el coche se hunda completamente. Recuerda que al abrir la puerta, o la ventana, entrará el agua de golpe, por lo que debes estar completamente preparado para salir en ese momento.

4. Si nos es imposible salir por la puerta, nuestra siguiente opción es la ventanilla. Primero intentaremos abrirla, sea su apertura manual o eléctrica. Si no responde, estamos obligados a romperla. Lo ideal es contar con una herramienta ad hoc para ello, pero si no la tenemos lo haremos con el codo o el talón. En cualquier caso, siempre lo intentaremos por las ventanillas laterales y no por el parabrisas el cual, debido a la presión a la que le somete el agua, es prácticamente imposible de romper.

5. Desnudarse: antes de salir, es recomendable que nos deshagamos de los zapatos y los pantalones. El objetivo es encontrarnos lo más cómodamente posible para nadar. Además, las prendas de ropa son susceptibles de engancharse peligrosamente, lo que puede resultar fatal en una huida de estas características.

6. Coordinar la salida: si hay más gente con nosotros en el vehículo, debemos coordinar con ellos la evacuación del coche antes de salir. Así, conseguiremos poner a salvo a todos los ocupantes.

7. Nadar y ponerse a salvo: lo que nos queda es llegar a la superficie sanos y salvos. En caso de estar desorientados, seguiremos a las burbujas. Actuar con la regla del POGO, siglas que en inglés significan: quítate el cinturón, abre la ventana y sal del coche -Pop Seat Belt, Open the Windows and Get Out the car-.

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Abrir chat
1
Hola
¿ En qué podemos ayudarte ?